CCOO denuncia a varias empresas de Seguridad ante Inspección de Trabajo e IBASAL por no facilitar a sus trabajadores/as medios de protección contra el COVID19.

    02/04/2020.

    ¿Acaso tienen que producirse fallecimientos para que nos hagan caso?

    Ésta es la dramática pregunta que nos hacemos en la Federación de CCOO de Construcción y Servicios Illes ante el manifiesto incumplimiento que se estaría produciendo, por parte de la práctica totalidad de empresas de Seguridad Privada de Baleares, a la hora de proveer a sus trabajadores/as de los más elementales medios de protección contra el coronavirus.

    En tal sentido, la pasada semana, el Sindicato CCOO presentó, ante la Inspección de Trabajo y el Instituto Balear de la Salud, sendas denuncias contra varias empresas del sector por lo que, consideramos, representa una grave omisión de las obligaciones establecidas, en materia de salud laboral, en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, así como de los protocolos y recomendaciones del Ministerio de Sanidad con motivo de la crisis del COVID19.

    Y es que Vigilantes de Seguridad de servicios tan cruciales como hospitales, aeropuertos, residencias de ancianos; estaciones de metro, autobús y tren; supermercados, administraciones públicas, transporte de fondos y un largo etcétera; a quienes el Real Decreto Ley del pasado 29 de marzo reconocía la condición de “trabajadores/as esenciales”; han de acudir, de manera ineludible, a sus puestos de trabajo como suele decirse “a pecho descubierto”; habiéndoseles relegado, para mayor escarnio y de forma arbitraria, al grupo de “baja probabilidad de exposición” al virus.

    Desde la Federación de CCOO de Construcción y Servicios Illes hemos de manifestar que tenemos constancia de que determinados artículos; tales como guantes –de todas la tallas- o soluciones hidroalcohólicas; se pueden conseguir, a día de hoy, con relativa facilidad en cualquier farmacia o supermercado; por lo que el argumento del desabastecimiento de estos productos no es sino una “excusa barata” argüida por las empresas de seguridad para intentar justificar su propia negligencia y desidia y el hecho incontestable de que “están dejando abandonados/as a su suerte a sus trabajadores/as” frente a un virus que se está cobrando, a diario, centenares de vidas en nuestro país.

    De igual modo, nos ha llegado que el propio personal de algunos centros de trabajo, alarmado por la falta de medios de protección de los/as Vigilantes de Seguridad a ellos asignados/as, ha tenido la deferencia de facilitarles a éstos/as algunos/as botes de gel, mascarillas y/o guantes; lo que no contribuye sino a transmitir una imagen de precariedad del sector de la Seguridad Privada en Baleares que resulta lamentable.

    Desde la Federación de CCOO de Construcción y Servicios de Baleares exigimos que se trate a los/as profesionales de la Seguridad Privada con la dignidad que merecen, que se actúe contra las empresas de Seguridad con la mayor de las contundencias al estar poniendo en peligro la salud de sus trabajadores/as; al tiempo que realizamos un llamamiento a las autoridades para que se califique a los/as trabajadores/as de la Seguridad Privada como personal de “alto riesgo” de exposición al COVID19.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.